Diese Website verwendet Cookies, um verschiedene Funktionalitäten bereitzustellen, Anzeigen zu personalisieren und Zugriffe zu analysieren. Durch die Nutzung dieser Website erklärst Du Dich damit einverstanden, dass Cookies verwendet werden. Weitere Informationen  OK

Was ist neu?
1.217 35

Gabi Anna


Basic Mitglied, Worpswede

wegt ...

.







vergebens
suchst du den Weg
auf der Autokarte

vergebens
suchst du den Weg
im Taumel des Tages

vergebens
suchst du den Weg
im Horoskop der Sterne

vergebens

es sei denn
es wegt sich ein Weg
aus der Liebe


annemarie schnitt




.

Kommentare 35

  • SternenKünstler 10. April 2011, 11:07


    +++++++++++++ Das BE-WEGT mich ++++++++++++

    Liebe Grüße
    ENTZÜCKEN
    ENTZÜCKEN
    SternenKünstler
  • Hanne L. 21. Dezember 2010, 15:48

    Der Weg ...
    wohin mag er uns führen ...
    was erwartet uns hinter der Wegbiegung ...

    Wunderbar in Bild und Text, fein und emotional.
    Liebe Grüße, Hanne
  • Claudia Kirchner 22. Oktober 2010, 12:50

    Einen schöneren Waldweg gibt es kaum...
    Tolle Bildgestaltung!!!
    VLG, Claudia
  • Kein Grund 27. August 2010, 22:51

    Weyerberg, würde ich sagen..... weckt Erinnerungen.

    LG Hanni
  • Hans Z. 13. Juni 2010, 13:26

    wunderbare Aufnahme - herrliches Licht!
    lg Hans
  • Isa M. 8. Mai 2010, 22:39

    Ich bin total begeistert von Deinen Bildern, gestochen scharf, toller Schnitt, traumhafte Aufnahmen. Respekt. Ich bin einfach mal sprachlos
    ***
    LG Isa
  • Kay Holtmann 3. Mai 2010, 0:28

    nachtrag... ich habe heute "Ents" entdeckt... kein wunder das die aufnahme so lebendig wirkt....
    für alle die nicht wissen was ich meine... "Herr der Ringe" kucken...
    lg kay
  • Frizz U. Geli Burkard 2. Mai 2010, 19:38

    diese bäume wirken so lebendig
    als wandelten sie da herum...
    einladend zum träumen und nachsinne über deinen schönen text!

    lg geli+frizz
  • Willy Müllerschön 22. April 2010, 22:29

    schlicht - einfach - wunderschön - perfekt - gefällt mir sehr gut - LG Willy
  • Fernando Codoceo 21. April 2010, 4:54

    ADIÓS, pero conmigo
    serás, irás adentro
    de una gota de sangre que circule en mis venas
    o fuera, beso que me abrasa el rostro
    o cinturón de fuego en mi cintura.
    Dulce mía, recibe
    el gran amor que salió de mi vida
    y que en ti no encontraba territorio
    como el explorador perdido
    en las islas del pan y de la miel.
    Yo te encontré después
    de la tormenta,
    la lluvia lavó el aire
    y en el agua
    tus dulces pies brillaron como peces.

    Adorada, me voy a mis combates.

    Arañaré la tierra para hacerte una cueva
    y allí tu Capitán
    te esperará con flores en el lecho.
    No pienses más, mi dulce,
    en el tormento
    que pasó entre nosotros
    como un rayo de fósforo
    dejándonos tal vez su quemadura.
    La paz llegó también porque regreso.
    a luchar a mi tierra,
    y como tengo el corazón completo
    con la parte de sangre que me diste
    para siempre,
    y como
    llevo
    las manos llenas de tu ser desnudo,
    mírame,
    mírame,
    mírame por el mar, que voy radiante,
    mírame por la noche que navego,
    y mar y noche son los ojos tuyos.
    No he salido de ti cuando me alejo.
    Ahora voy a contarte:
    mi tierra será tuya,
    yo voy a conquistarla,
    no sólo para dártela,
    sino que para todos,
    para todo mi pueblo.
    Saldrá el ladrón de su torre algún día.
    Y el invasor será expulsado.
    Todos los frutos de la vida
    crecerán en mis manos
    acostumbrados antes a la pólvora.
    Y sabré acariciar las nuevas flores
    porque tú me enseñaste la ternura.
    Dulce mía, adorada,
    vendrás conmigo a luchar cuerpo a cuerpo
    porque en mi corazón viven tus besos
    como banderas rojas,
    y si caigo, no sólo
    me cubrirá la tierra
    sino este gran amor que me trajiste
    y que vivió circulando en mi sangre.
    Vendrás conmigo,
    en esa hora te espero,
    en esa hora y en todas las horas,
    en todas las horas te espero.
    Y cuando venga la tristeza que odio
    a golpear a tu puerta,
    dile que yo te espero
    y cuando la soledad quiera que cambies
    la sortija en que está mi nombre escrito,
    dile a la soledad que hable conmigo,
    que yo debí marcharme
    porque soy un soldado,
    y que allí donde estoy,
    bajo la lluvia o bajo
    el fuego,
    amor mío, te espero,
    te espero en el desierto más duro
    y junto al limonero florecido:
    en todas partes donde esté la vida,
    donde la primavera está naciendo,
    amor mío, te espero.
    Cuando te digan "Ese hombre
    no te quiere", recuerda
    que mis pies están solos en esa noche, y buscan
    los dulces y pequeños pies que adoro.
    Amor, cuando te digan
    que te olvidé, y aun cuando
    sea yo quien lo dice,
    cuando yo te lo diga,
    no me creas,
    quién y cómo podrían
    cortarte de mi pecho
    y quién recibiría
    mi sangre
    cuando hacia ti me fuera desangrando?
    Pero tampoco puedo
    olvidar a mi pueblo.
    Voy a luchar en cada calle,
    detrás de cada piedra.
    Tu amor también me ayuda:
    es una flor cerrada
    que cada vez me llena con su aroma
    y que se abre de pronto
    dentro de mí como una gran estrella.

    Amor mío, es de noche.

    El agua negra, el mundo
    dormido, me rodean.
    Vendrá luego la aurora
    y yo mientras tanto te escribo
    para decirte: "Te amo".
    Para decirte "Te amo", cuida,
    limpia, levanta,
    defiende
    nuestro amor, alma mía.
    Yo te lo dejo como si dejara
    un puñado de tierra con semillas.
    De nuestro amor nacerán vidas.
    En nuestro amor beberán agua.
    Tal vez llegará un día
    en que un hombre
    y una mujer, iguales
    a nosotros,
    tocarán este amor, y aún tendrá fuerza
    para quemar las manos que lo toquen.
    Quiénes fuimos? Qué importa?
    Tocarán este fuego
    y el fuego, dulce mía, dirá tu simple nombre
    y el mío, el nombre
    que tú sola supiste porque tú sola
    sobre la tierra sabes
    quién soy, y porque nadie me conoció como una,
    como una sola de tus manos,
    porque nadie
    supo cómo, ni cuándo
    mi corazón estuvo ardiendo:
    tan sólo
    tus grandes ojos pardos lo supieron,
    tu ancha boca,
    tu piel, tus pechos,
    tu vientre, tus entrañas
    y el alma tuya que yo desperté
    para que se quedara
    cantando hasta el fin de la vida.

    Amor, te espero.

    Adiós, amor, te espero.

    Amor, amor, te espero.

    Y así esta carta se termina
    sin ninguna tristeza:
    están firmes mis pies sobre la tierra,
    mi mano escribe esta carta en el camino,
    y en medio de la vida estaré
    siempre
    junto al amigo, frente al enemigo,
    con tu nombre en la boca
    y un beso que jamás
    se apartó de la tuya.

    (P. Neruda)
    **
  • Renate Bonow 20. April 2010, 22:48

    ist nicht einfach, den richtigen weg zu finden....unter verschiednene aspekten nicht, denke ich.
    danke für den hinweis.
    lg renate
  • Werner M. 17. April 2010, 14:54

    subtil und anmutig, alles andere als dunkel zeigt sich diese Waldpassage ..fein fein

    lg Werner
  • Lauscherin 16. April 2010, 19:35

    Oh, Gabi Anna... darf ich dich in Gedanken ganz herzlich und still umarmen?
    Für diese Worte, für dieses Bild. Gerade zur Zeit fühle ich mich in einer suchenden Zeit, viele Wege offenbaren sich mir, damit gepaart auch viele Zweifel und Unsicherheiten. Wie kann man entscheiden, was richtig ist, es gibt so viele Argumente und Gegenargumente zu jedem.
    Ich möchte gerne hören, wohin der Herzweg geht. Manchmal spricht er so leise. Aber ich weiß, dass er da ist und dass ich in finden werde.
    Dein Bild macht Mut, ich danke dir!

    Liebe Grüße
    Theresa
  • Lady Sunshine 15. April 2010, 20:07

    Großartig - Bild und Text !
    lg Lady Sunshine
  • Helga Sevecke 15. April 2010, 17:33

    Ein Bild mit 'Tiefenwirkung'!
    LG Helga

Informationen

Sektion
Ordner Worpswede
Klicks 1.217
Veröffentlicht
Sprache
Lizenz

Öffentliche Favoriten